jueves, 22 de septiembre de 2011

Buenos días Victor

En serio, ¿Qué le pasa a la gente? Yo entiendo que se te olvide el nombre de una persona que te acaban de presentar o que confundas el nombre por ejemplo si la persona se llama José Daniel le digas José Manuel. A pesar de que Victor y Vicente tengan las 3 primeras letras iguales, no entiendo por qué algunas personas me llaman Victor.

Uno de los casos más recientes fue un correo electrónico que envié en el trabajo, claramente al destinatario en su Outlook le llega el nombre del remitente en este caso Vicente, adicionalmente al final del texto está mi firma que también dice Vicente. Pregunto ¿Cómo es posible que la primera línea de la respuesta de la señora sea "Buenos días Victor"? ¿Qué confianza se puede tener en alguien que no fue capaz de confirmar el nombre de su interlocutor con una herramienta que permite hacerlo tan fácilmente?

También recuerdo una pana que trabajaba en la misma torre del Inframundo, de estas tipas que porque están explotadas de buenas saludan cuando les provoca, en ocasiones nos encontramos en el ascensor y me permitió ese lujo con su: "Buenos días Victor", mientras yo le respondía: Buenos día Gabriela, es Vicente, hasta que me cansé y simplemente devolvía el saludo imitando su sonrisa mañanera falsa, típica de los entornos corporativos, pensando que ella era como Kelly Bundy la hija de Married with Children que tenía un límite en su memoria y que no podía ingresar nuevos datos que pusieran en peligro los que ya poseía.

Después de aclarar que NO SOY VICTOR, lo mejor son los chistes como: Es que tienes cara de Victor, allí es donde le respondo Cara de imbécil será, que me has hablado o escrito varias veces y eres tan subnormal que no te aprendes mi nombre como en un capítulo de Ally McBeal, vuelvo a la realidad y entonces sonrío como he aprendido.

1 comentario:

Luis! dijo...

Has debido devolverle el saludo "Buenos días, Graciela"