miércoles, 31 de marzo de 2010

¿Por qué me tocó en Ocumare del Tuy si marqué Los Ruices o La Trinidad?

Es la pregunta que me hice cuando me llegó el correo de Saime (antes Onidex) que con un saludo patriótico y bolivariano me informaba que se me había otorgado la cita para el pasaporte. La respuesta puede estar entre las siguientes opciones:
1. Ineficiencia
2. Mala Leche
3. Todas las anteriores
Por mi experiencia me voy por la tercera.

Dos meses atrás hacia la detestable gestión por la página web, y es que este trámite como cualquier otro en este país es una tortura. Ahora muchos procesos se hacen vía internet cosa que es buena si las páginas web fuesen más orientadas al usuario y funcionaran correctamente. Luego viene la parte presencial que está acompañada de largas horas en interminables colas. Es una carrera de obstáculos por algo que es un derecho como individuo.

Ya sabiendo dónde y cuándo tenía la cita y gracias a mi Papá que conoce aquellos lares, llegué al sitio aplicando aquello de “espera lo peor desea lo mejor” tengo que decir que no fue tan malo como pensaba, me encontré con un edificio de pueblo en un estado de descuido “normal” con gente y funcionarios medianamente colaboradores, una cola que fue corriendo todo el tiempo y la toma de los datos que aún no entiendo si todo es computarizado aún los piden una y otra vez. Destaca especialmente los mensajes que prohiben el uso de BlackBerrys porque interfieren con la conexión de internet y la carpeta de manila que exigen aún cuando no está en la página web.

¿Cuándo se podrán hacer trámites sencillos y menos agotadores?

1 comentario:

Liseth dijo...

Jejeje a mí me paso lo mismo marqué La Trinidad y Los Ruíces, y me mandaron a Los Teques =s